EXPOSICIÓN TEMPORAL

MATER(I)A PR(I)MA

Fotografías de Vicente Vallejo


14 de diciembre de 2019 - 19 de enero de 2020

La ciudad italiana de Matera, al sur del país, fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1993, por su casco antiguo característico con casas y cuevas excavadas en la roca, calles que discurren sobre los tejados de otras casas, iglesias rupestres con restos de pinturas donde todo ello conforma un conjunto aparentemente confuso y desordenado. 

 

Etimológicamente, materia, en latín, es la «sustancia, natural o artificial, de la que están hechas las cosas». La piedra, la arena, el agua, la madera y el hierro están presentes en Matera desde que, en el Paleolítico, los trogloditas se asentaran en la zona siendo el Māter «origen, fuente, madre» de los Sassi. Posteriormente los romanos fundaron la ciudad en el siglo III a.C. 

 

Carlo Levi descubrió la pobreza y el olvido de Lucania, actual Basilicata, durante su exilio. Esos años de destierro y exilio le sirvieron de inspiración para escribir “Cristo si è fermato a Eboli” en 1945. 

 

Cinematográficamente, la ciudad ha sido protagonista en películas como ”La pasión de Cristo” de Mel Gibson o “Ben Hur”. Próximamente veremos a James Bond en plena acción por sus calles en una película rodada en plena capitalidad Europea de la Cultura en 2019. 

 

Parafraseando a Antoine Lavoisier, la ciudad “no se crea ni se destruye”. Se ha transformado en los últimos años para dar cabida al turismo en busca de esa Matera decadente, con sus palacios, casas en ruinas y cuevas inhabitadas. A esa decadencia está dedicada esta exposición. 

 

Matera es materia prima.

 

 

La inauguración